ENTREVISTAS

"Nos hemos encargado de acercar la programación a diferentes lugares, nuestro lema es: no cualquiera puede ser un gran artista, pero un gran artista puede provenir de cualquier lugar"

entrevista-nmardones.jpg

6 de Junio de 2018

Con la idea de traer tecnologías innovadoras a menor costo, Nicolás Mardones creó Club Arduino Chile. Una empresa que realiza talleres sobre Arduino, una plataforma de prototipado que facilita la electrónica y programación.

Explícame ¿de qué se trata tu emprendimiento?

Club Arduino Chile se dedica a realizar talleres sobre Arduino, que es una plataforma de prototipado creada en Italia con la idea de facilitar la electrónica y la programación, llegando así a áreas que hasta ese momento no tenían mucho que ver con la tecnología como, por ejemplo, las artes, el diseño o la arquitectura. Además, Arduino está enfocado en las comunidades makers y los aficionados a distintas pasiones.

En el club, nos hemos encargado de acercar la programación a diferentes lugares, nuestro lema es: no cualquiera puede ser un gran artista, pero un gran artista puede provenir de cualquier lugar.

¿Cómo se te ocurrió, qué necesidad viste?

Luego de vivir un tiempo en Brasil, donde aprendí sobre el futuro y el Internet de las cosas, intenté realizar proyectos en Chile, sin embargo, estas tecnologías, aunque se conocían, eran muy caras.

Los cursos de empresas cobraban más de $250.000 para que un profesor se parase frente a la clase y dijera: “abran la página X, suban el código y véanlo funcionar”. Fue entonces que decidí comenzar a realizar clases que fueran más agradables y enfocadas en esas personas que no quieren ser ni programadores ni electrónicos, sino que usan esta herramienta para desarrollar sus ideas y proyectos.

¿Crees que has cumplido tus metas?

Nuestra primera meta fue bajar los costos de los talleres en Chile para que más personas pudieran acceder a talleres de Arduino. Esta meta ya está cumplida y hay varios que ya copiaron nuestro modelo de negocio.

Luego comenzamos a hacer eventos, primero un Día Arduino con pocos asistentes. Luego, se hizo más grande y lo realizamos en conjunto con otros actores del mundo maker. El año pasado hicimos el primer rodeo robótico en nuestro evento “Fonda Geek”, donde se mantuvieron las tradiciones desde un punto de vista más futurista y tecnológicos. Todas estas metas han sido incrementales y nos han llevado a creer en planes más ambiciosos para el futuro.

¿Cómo ha sido la recepción?

Mejor de lo esperado, la gente del entorno maker ya nos conoce, saben lo que hacemos y les gusta un montón. Este año estaremos más enfocados en los eventos para la divulgación de la palabra de Arduino y para ello estamos organizando el día Arduino 2018, que será realizado con grandes actores del sector.

¿Cuál crees que es el mayor valor que entregas?

Un taller con buen contenido, enfocado en que la gente pueda realizar sus proyectos y que no se queden solo en la idea. La duda no debe ser qué marca o componente ocupar en los proyectos, si no cómo realizarlo e instalarlo, y en eso somos especialistas.

¿Qué ha sido lo más difícil?

Lo más difícil no ha tenido que ver con el desarrollo de este proyecto o la recepción, ha sido con algunas malas decisiones o directamente, algunos malos socios, pero son cosas que se aprenden, y con la ayuda de verdaderos amigos se pueden subsanar. 

¿Tienes nuevos desafíos con respecto a este emprendimiento?

Los nuevos desafíos del club están relacionados a un nuevo proyecto que nace de esto mismo, la Academia Maker del Club Arduino será un lugar donde podrás aprender lo que necesitas para poder realizar tus proyectos a cabalidad desde electrónica, programación hasta fabricación digital y prototipado rápido. Estamos muy emocionados de realizar este proyecto porque es algo que nos mueve día a día.