ENTREVISTAS

"Ayudo a los emprendedores a ordenar sus horarios de trabajo, sus tareas y prioridades, para que logren enfocarse en hacer crecer su emprendimiento"

entrevista-gavarez.jpg

11 de Julio de 2018

La organización del tiempo, en una sociedad que se mueve cada vez más rápido, fue una de las razone principales por las que Gema Álvarez fundó “Con tiempo para todo”. Una asesoría que pretende potenciar los negocios de los emprendedores a través de un programa que les permita organizar el tiempo y sus vidas.

Explícame ¿de qué se trata tu emprendimiento?

Ayudo a los emprendedores a ordenar sus horarios de trabajo, sus tareas y prioridades, para que logren enfocarse en hacer crecer su emprendimiento sin descuidar la vida personal y familiar.

Es un sistema de trabajo grupal online a través de herramientas que unen la psicología y el coaching, lo cual permite que el emprendedor tome el control de su tiempo y de su vida.

Para más detalles ingresa http://gemaalvarez.com/

¿Cómo se te ocurrió, qué necesidad viste?

Como muchos emprendedores me decidí a emprender, entre otras cosas, para ser la dueña de mi tiempo, ser independiente y tener la libertad para disfrutar mi vida personal y familiar. Pero, si somos honestos, esa libertad puede poner en riesgo el sueño, y nos encontamos con dos situaciones o tipos de emprendedor.

  1. El emprendedor que por falta de foco u orden se siente estancado y culpable, debido a que “ya debería” haber alcanzado cierto nivel de desarrollo en su emprendimiento. Duda de si es bueno para emprender y no están logrando los resultados económicos que necesitan. Sin embargo, saben que con mayor orden y foco si los conseguirían. No sabe cómo poner límites a las distracciones domésticas y al tiempo que le dedica a lo demás. Esto le produce ambivalencia, porque quiere resultados en su emprendimiento, pero tampoco quiere descuidar su familia y vida personal. Pueden buscar ingresos paralelos, lo que los hace sentirse sobrecargados. En general se postergan y critican harto.
  2. El emprendedor que tiene resultados económico satisfactorios en su emprendimiento, pero se siente cansado y estresado porque no planifica adecuadamente a largo plazo. Deja de lado las funciones importantes para que su emprendimiento siga creciendo, hace de todo, le cuesta delegar. Al final del día siempre les quedan pendientes y hasta sueña con trabajo. Por otro lado, se siente culpable porque vive para trabajar, no se cuida, dejó de hacer las cosas que le gustaban y no dedica tiempo nisiquiera a su familia. Lo anterior le trae discusiones o exigencias desde quienes ama, lo que hace que se sienta más estresado y culpable.

En cualquiera de los dos casos, el sueño inicial para emprender pasa a un segundo plano, ya que comienza la búsqueda de soluciones parche. Trata de ordenarse con plantilla de horarios, se levanta más temprano, se compromete a cumplir lo que se propone (por ejemplo, trabajar hasta cierto horario para no agotarse o enfocarse en el negocio una cantidad mínimo de horas diarias, poniendo límites para los demás). Sin embargo, todo esto les resulta un par de días y luego vulven al ritmo anterior, no cumplen con ellos, con su emprendimiento, ni con los demás.

Con todo esto, me di cuenta que había algo más profundo que la falta de organización y de tiempo, que tiente que ver con que el emprendedor no toma en cuenta su historia personal. No mira las condiciones de su realidad actual, ni menos cómo su mente puede estar jugando en su contra a la hora de tomar decisiones. Funciona en automático y busca soluciones cobre la marcha. Eso, sólo logra que se entrampe aún más.

¿Crees que has cumplido tus metas?

Aún quedan hitos importantes que cumplir, pero estoy muy feliz porque el programa está súper probado y validado por mis clientes. Resolver el problema de los clientes es una de las primeras metas en un emprendimiento.

También ocurre algo muy lindo, porque las herramientas de mi programa son las directrices de mi vida, por lo que he logrado sentime en contro de ella en un amplio sentido, integrando las distintas áreas de mi vida. Por lo mismo, puedo decir que me siento cumpliendo y ampliando mis metas constantemente.

¿Cómo ha sido la recepción?

Ha sido excelente. El sistema está súper validado por mis clientes, lo que me hace sentir muy confiada. Como anécdota, puedo contar que alguno de mis clientes bromean diciendo que soy la maga del tiempo. Me río y me da vergüenza incluso, pero si lo miro seriamente, tiene que ver con el cambio mágico que sienten que ocurre en sus vidas dentro de las dos primeras semanas de programa. Pasan del caos y desorden inicial a la tanquilidad y sensación de control, no sólo de su tiempo sino que también de su vida.

Por otro lado, la modalidad de trabajo grupal online que a veces genera resistencia, es muy beneficiosa, aprendes de otro emprendedores y como plus no tienes que desplazarte. Al terminar la sesión puedes volver a tus actividades facilmente.

¿Cuál crees que es el mayor valor que entregas?

Soy psicóloga y coach neurolengüistico, por lo que siento que he logrado fusionar muy bien ambas disciplinas, generando la posiblidad de avanzar haci el objetivo, destrabando aquellos aspectos del mundo interno que nos atrapan.

A veces nos planteamos metas, pero si nos enfocamos sólo en la acción, esos cambios no son sostenido en el tiempo, entonces necesitamos reconocer que es lo que está a la base de los priblemas de tiempo. Así avanzamos en conciencia y logramos mantener los cambios a largo plazo.

Las herramientas que he diseñado se van ajustando a la realidad del emprendedor, ya que una forma de organiación no le sirve a todos por igual. Hay aspectos claves que son la base del programa, pero vamos viendo la realidad personal para hacer los ajustes que el emprendedor necesita de acuerdo a sus posiblidades.

La vida de un emprendedor puede ser muy cambiante, por lo que el desafío de organizarse de manera exitosa no se satisface con aplicar una planilla de horario semanal. También somos seres humanos únicos, con historia, miedos, creencias sobre el éxito y el dinero que se nos aparece a la hora de tomar decisiones o postergarlas. Todo esto es abordado en mi programa, para hacer que el control del tiempo sea estable y a largo plazo.

¿Qué ha sido lo más difícil?

Creo que una de las cosas más difíciles para los emprendedores, es hacer la pausa para mirarnos y planificar. La mayoría lo ve como una pérdida de tiempo, en lugar de verlo como una inversión real.

También pasa que creemos que ser productivo es pasar muchas hora trabajando, y no es así. Hemos adoptado muy mala prácticas, como la multitarea, pensando en que nos ayudará a conseguir más cosas a la vez, pero esto es falso. La multitarea nos agota en demasía y sin darnos cuenta, finalmente rendimos menos. En principio suena difícil aceptarlo y aparecen resistencias, pero hacer las cosas de una manera distina hasta ahora me abre posibilidades reales.

¿Tienes nuevos desafíos con respecto a este emprendimiento?

Sí, estoy en una etapa de expansión desarrollando estrategias de marketing, junto con alianzas que me posicionen en el mercado nacional e internacional como referente en el tema de la organización de tiempo. El objetivo es que ayudar a emprendedores que quieran hacer crecer sus emprendimientos manteniendo un control exitoso de sus vidas.