ENTREVISTAS

"Nuestra misión es educar a los cotizantes para que ellos decidan lo mejor posible durante la etapa de construcción de su pensión"

entrevista-greutter.jpg

25 de Julio de 2018

¿Sabes si tu AFP es la más rentable para ti? Responder a esta pregunta fue una de las razones por las que Gonzalo Reutter fundó EnSimple. Un emprendimiento que realiza asesorías para que no te equivoques en escoger la mejor AFP para ti.

Explícame, ¿de qué se trata tu emprendimiento?

Nuestra misión es educar a los cotizantes para que ellos decidan lo mejor posible durante la etapa de construcción de su pensión; cuando están ahorrando y el 10% de su suelfo va a la AFP. Básicamente, es eso: educar. La otra parte de nuestra misión se relaciona con esos ahorrantes que eligen mejor, logran estimular la competencia. Cuando un afiliado se cambia, premia a la AFP de su elección. Para que exista competencia, se necesita un premio. Eso es lo que falta hoy.

Entonces, lo que hacemos es educar a la gente respecto a las AFP para que a la larga se mejore el mercado. Además, claro. Mejorar la pensión de cada uno individualmente y de los que no participan, ya que se benefician igual debido a la optimización de la oferta.

Para más detalles ingresa a http://ensimple.cl

¿Cómo partió esto? ¿Cómo se te ocurrió, qué necesidad viste?

La historia es antigua. Cuando entré a trabajar y recibí mi primera liquidación de sueldo, no la entendí. Yo era ingeniero, por lo que recibir una hoja con número que no entendía me hacía cortocircuito.

Entonces, me dediqué a entenderla. Fue un poco frustrante pporque no mucha gente me la podía explicar.

Finalmente,un par de meses después, comprendí que estaba pasando. Me di cuenta que, en ese tiempo, se pagaba el 2.5% del sueldo en comisión a la AFP. Yo tenía 26 añis y consideraba que era mucho. Es decir, el 2,5% de mi sueldo en esa época eran $25.000 al mes, y eso que yo tenía suerte. Eran 4 horas de 180 sentado frente al computador para pagar algo que veía como muy lejano.

Esa fue mi primera interacción con las AFP. Después salió una AFP que era más barata, por lo que decidí cambiarme. Hice mis cálculos y elegí pagar la mitad. De $30.000 bajé a $14.000 y traté de enseñarle a mis cercanos que existía la posibilidad de tener unas lucas más en el bolsillo a fin de mes. Nadie me escuchó. La gente no creía en las AFP.

Sin embargo, creas o no, esto pasa cuando estás trabajando y es importante saber que puedes hacer algo al respecto. Aún así, no me fue bien esa vez. Finalmente, diez años después, quise programar. Seguía con el tema, por lo que prigramé una aplicación que genera una buena base de datos de las AFP. Quería probar que todas las AFP tenían igual rentabilidad, pero la información que había no te permitía verlo. Cuando obtuve la información y la procesé, me di cuenta que esto no era así, no todas las AFP eran iguales.

Mayor fue mi sorpresa cuando descubrí que pagar más no significava tener más rentabilidad. Se podía perder por ambos lados. Despues calculé que el 53% de los chilenos estaba en esa situación: sacrificando parte de su sueldo por algo que no tenía ningún beneficio. Era demasiada gente.

Decidí calcular cuánto era el agregado en todo el país y me di cuenta que los chilenos estaban pagando entre 20 y 30 millones de dólares de más al mes. Esto se mezcló con mucho malestar en la calle por el sistema de pensiones. Así que decidí hacer algo al respecto ynació EnSimple.

Ahora que ya llevas tu tiempo con enSimple, ¿crees que has cumplido tus metas?

Soy consciente de lo que se llama la falacia de planificación, es decir, que los seres humanos tendemos a juzgar positivamente lo que podemos hacer. Yo siempre trato de ver mis metas desde esa perspectiva. Entonces, ¿he cumplido mis metas?

A respuesta es no.Pero a la vez, sé que eran demasiado ambiciosas. Lo importante es que no he parado de avanzar. Además, trato de no ponerme metas de muy largo plazo, ni muy fijas, porque lo que está pasando es tan dinámico, que yo diría que mi único objetivo es no parar, siempre avanzar un poco. Así se va construyendo, ladrillo a ladrillo. 

¿Cómo ha sido la recepción del público, o de los usuarios en general?

Lo primero es indiferencia. La gente desconfía, cree que le estoy tratando de vender algo. No quieren reconocer que han tenido este problema durante años. Nadie quiere que le digan: “llevas 10 años haciéndolo mal”. Yo les digo que no es que decidieran mal, es que no tenían las herramientas. Simplemente no estaban decidiendo. Yo también coticé años en una AFP que no era la que me convenía.

¡Yo también!

Entonces, cuesta que la gente haga ese click. Ahora, cuando finalmente confía en que no les estoy vendiendo nada, viene el próximo paso. Ya entendieron, pero tienen que tomar acción y en eso pueden pasar dos meses más. Sin embargo, al final, cuando actúan, sienten que se hicieron un gran bien y tratan de contagiar a otros. Es ahí cuando encuentran la misma resistencia, no les creen, piensan que les están vendiendo la pomada, que no tienen por qué revisar su decisión.

De todas formas, esto es exponencial. Es decir, yo voy con duez, ellos irán con dos mas y así sucesivamente. Es como los anillos en el agua.

Unavez que logras enganchar al usuario, ¿quedan felices?

Claro. Tengo clientes agradecidos. Entonces, si hay 2.000 usuarios felices, ¿por qué no van a ser 20.000 en un año más y 200.000 en dos años más? Es súper factible.

¿Cuál es el mayor valor que entregas?

El valor que entrego está representado en mi misión. Educo, entrego información que es clara y le dejo la decisión al cliente. Acá no estoy recomendando. Lo único que recomiendo es aprender y tomar la mejor decisión posible. Les transfiero el poder a la persona. Ese es el mayor valor, que la persona confíe en su capacidad. Empoderarlo sería una palabra adecuada, aunque prefiero explicar el concepto.

¿Qué ha sido lo más difícil?

La desconfianza con la que nos tratamos los chilenos. Desconfiamos por defecto, hasta que nos muestren lo contrario. La primera herramienta que uno puede utilizar para romper ese sentimiento es lo que se llama red de contactos: gente que te conoce personalmente y confía. Hay que usar las redes, no queda otra.

Hay otras culturas donde la gente confía por defecto, a menos que me treicionen y deuestren que no merecen mi confianza. Un ejemplo es Japón, un país que admiro. Me gustaría que existiera esa cultura aquí, pero hay que trabajar con lo que tenemos.

Eso es lo más difícil a lo que me he enfrentado: romper la barrera, esa resistencia inicial. Y he descubierto que algo ayuda cuando te valida la prensa u otra gente. Porque una vez que uno sale en un medio, eso le transfiere confianza a la persona, quien finalmente dice: “si el diario escucha a esta persona, yo me puebo abrir para escucharlo”. Ese es el camino para sortear esta dificultad.

¿Qué se viene para adelante? ¿Tienes nuevos desafíos en mente con respecto a este emprendimiento?

El desafío es seguir moviéndome e ir adaptándome. Probar y ver qué pasa. Actualmente, lo que me mueve es crear esta credibilidad. En eso estoy ahora, trabajando para tener una voz más pública, una voz con la que sea más fácil que me escuchen y confíen. Yo creo que en eso voy a estar los próximos meses.

Ese es el próximo gran desafío, porque el producto está y lo que necesito es que más gente crea en él, que lo usen, que comparen las AFP. Ahora, también necesito más audiencia, más público. Tengo que buscar la forma de agrandar mi audiencia. Estoy buscando gente que tenga influencia, que le encuentre sentido a la misión de EnSimple, que crea en el equipo que está detrás como para llevarla a cabo y quiera apoyarnos. No estamos hablando de nadie en particular y sobre todo, no de dinero. No es eso lo que necesitamos. Hablo de gente entusiasta que crea y pueda ocupar su influencia para que esto ande más rápido. A esas personas estamos buscando. Obviamente, en la Asociación de Emprendedores de Chile existe ese tipo de gente. Sólo necesito encontrarme con estas personas, tener el tiempo de contarles, que lo procesen y que vean si quieren colaborar de alguna forma.