ENTREVISTAS

"CMZ es un estudio jurídico boutique, dedicado exclusivamente a ofrecer asesoría legal a todos los actores que conforman el ecosistema"

entrevista-fzapata.jpg

24 de Octubre de 2018

CMZ se fundó con la finalidad de aportar al emprendimiento e innovación, sobre todo en las áreas de capital de riesgo. Hoy en día este estudio boutique apoya a Start Ups, emprendedores y forma parte de tres asociaciones chilenas.

Explícame ¿de qué se trata CMZ Abogados?  

CMZ es un estudio jurídico boutique, dedicado exclusivamente a ofrecer asesoría legal a todos los actores que conforman el ecosistema de emprendimiento y capital de riesgo, tanto en Chile como en el extranjero.

Apoyamos tanto a emprendimientos en etapas tempranas qque se encuentran en búsqueda de financiamiento, como a otro actores tales como incubadoras y/o aceleradoras de negocios, redes de inversionistas y fondos de inversión.

Puede conocer más en http://www.cmzabogados.cl/

¿Cómo se les ocurrió, qué necesidad vieron?   

Detectamos que el ecosistema del emprendimiento en Chile tenía una profunda necesidad de contar con servicios de asesoría y asistencia legal, que fueran especializados en materia de capital de riesgo. Así, nuestro trabajo comenzó de la mano con Nazca Ventures, un fondo de inversión de capital de riesgo conformado en Chile, en el cual cumplíamos un rol de “unidad legal” para sus operaciones en el país, particularmente, para materializar los procesos de inversión.

Esto permitió que posteriormente, nos contactaran para asesorar a diversos proyectos en la cadena de financiamiento de etapa temprana.

¿Crees que han cumplido metas?

¡Sin duda! Hemos logrado insertarnos dentro del mercado como un actor relevante en nuestro nicho y vemos los resultados en la recepción de nuestros clientes, lo que en sí mismo es un cumplimiento de una de nuestras primeras metas.

A pesar de ser un estudio boutique relativamente joven, hemos tenido la oportunidad de participar en diversas iniciativas en el área de la tecnología y nuevas industrias, como por ejemplo el blockchain, contratación electrónica, propiedad intelectual y financiamiento colectivo, por mencionar algunas de ellas.

Una de las grandes metas que hemos alcanzado, ha sido innovar en nuestra estructura de cobros, dando cabida a una figura escalonada en base al financiamiento que reciben previamente las Start Ups. Eso permite que los escasos recursos con los que cuentan los emprendedores sean gastados de forma eficiente.

Aún nos quedan muchas metas por cumplir. Estamos conscientes de que se trata de una industria que se encuentra en pleno desarrollo en la región, por lo que requiere de mayores esfuerzos conjuntos que apunten a la expansión y crecimiento de capital de riesgo en Latinoamérica.

¿Cómo ha sido la recepción?

Ha sido increíble. Gracias a una red de alianzas con distintas incubadoras, aceleradoras y otras entidades dedicadas a apoyar el ecosistema de capital de riesgo en Chile, hemos logrado desarrollar foros, talleres, programas de mentorías y charlas a emprendedores e inversionistas, enfocadas en resaltar los aspectos legales más importantes que se deben tomar en consideración al momento de participar en una ronda de inversión, assí como también sus etapas previas.

De igual forma, hoy día formamos parte de dos grandes asociaciones que prometen impulsar un cambio en la industria nacional:

  1. Por un lado, como parte del staff de estudios jurídicos que forma parte de la Asociación Chilena de Administradoras de Fondos de Inversión (ACAFI), hemos contribuido en el desarrollo de instrumentos de inversión estandarizados, los cuales han sido puestos a disposición del público en general a través de la página de la asociación.
  2. Por otro, como asesores de la Asociación de Empresas de Innovación Financiera de Chile (FINTECHILE), pues como estudio, estamos contribuyendo con el levantamiento de políticas públicas que regulen y den espacio en el mercado para la integración de la innovación en la industria financiera, potenciando así a cientos de emprendimientos locales.
  3. Por último, formamos parte de la Unidad de Defensa del Emprendedor (Defem) de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), en donde recibimos diversos requerimientos jurídicos de parte de los emprendedores que forman parte de ese gremio.

¿Cuál creen que es el mayor valor que entregan?

La velocidad y especialización. Hoy los emprendedores no pueden esperar 4 o 5 días en recibir una respuesta, sino que necesitan acciones rápidas y eficaces. Requieren además, de métodos de comunicación menos tradicionales y una cercanía especial con sus abogados.

Por esta razón, nos involucramos de forma cercana con nuestros clientes, para formar con ellos un equipo colaborativo y co-creador, que les permita desarrollar al máximos sus proyectos e inversiones.

Por otro lado, a pesar de que el área de capital de riesgo es parte de otras subáreas en estudios jurídicos más tradicionales, CMZ Abogados es el primer estudio en Chile que trata exclusivamente esta materia.

¿Qué ha sido lo más difícil?

Ser una empresa relativamente nueva y con profesionales jóvenes, ya que el área de los servicios jurídicos naturalmente se asocia a la experiencia, a las canas.

Sin embargo, al ser capital de riesgo un área relativamente nueva en Chile, son pocos abogados los que tienen gran experiencia en ella. CMZ es un estudio con todas las herramientas para acompañar a nuestros clientes en el camino del emprendimiento como un equipo.

¿Tienen nuevos desafíos?

¡Sí, por supuesto! Siempre habrá nuevos desafíos. Actualmente estamos enfocados en generar una red de estudios o firmas legales en Latinoamérica, que trabajen únicamente en temas asociado al capital de riesgo, con el objetivo de que nuestros clientes en Chile, que requieran estructurar filiales en la región, puedan tener el mejor aterrizaje en cuanto a servicios legales, ya sea en Lima, Bogotá o Miami.

También seguiremos llevando a cabo foros, talleres y charlas de educación al emprendedor y al inversionista. Nos mantendremos participando en las mesas de trabajo de las distintas asociaciones, con el fin de propiciar el levantamiento de políticas públicas en materia de innovación y capital de riesgo.