ENTREVISTAS

"Creando el éxito: talleres para el desarrollo personal"

Ent-Verónica Klein-web-02.jpg

17 de Abril de 2019

Verónica Klein fundó Creando el éxito, dedicada a los entrenamientos grupales e individuales de desarrollo y efectividad personal.

¿De qué se trata este emprendimiento?

Realizo entrenamientos grupales e individuales para alcanzar lo que te propongas, partiendo por crear una nueva forma de experimentar la realidad. Todos los entrenamientos parten con un taller que da la oportunidad de darle la vuelta a la vida, para luego plantearte objetivos en cada área de tu vida, diseñar una estrategia para alcanzarlos y bajar a tareas diarias que te hacen vivir la vida intensamente, y con una energía que desconocías en ti. Es un viaje apasionante y está diseñado como un juego.

Entre otras cosas, en los entrenamientos encontrarás las respuestas a las siguientes preguntas: ¿Por qué me siento vacío o insatisfecho?, ¿cuál es mi propósito en la vida?, ¿por qué a veces mis resultados son diferentes a los que me propongo? o ¿cómo puedo manejar mis emociones?

Muchas veces somos conscientes incluso de lo que estamos haciendo mal para nosotros y aun así no lo cambiamos. Aquí verás cual es la razón de esto y obtendrás técnicas que te permiten cambiar todo lo que no te está funcionando.

¿Cómo se te ocurrió dar vida a estos talleres?

Tuve una vida marcada por mucha violencia, bullying, abusos, y lo llevé muy mal. Me sentía vacía, deprimida, no quería vivir.

Estuve un largo tiempo queriendo crear la vida que hoy tengo: vivir en paz con mi pasado, disfrutando el presente y trabajando para crear el futuro. Leí todos los libros de autoayuda que hay en el mercado y tomé todas las terapias existentes, desde las tradicionales hasta las alternativas y nada cambiaba para mí, me sentía miserable. Hasta que un día, hace 16 años, fui a un taller que cambió mi vida en solo cinco días. Decidí que algún día sería yo quien daría ese taller y cambiaría la vida de los demás como alguien cambió la mía. Y llegó el día.

He diseñado varios talleres que te entregan distintas herramientas para vivir como realmente quieres y mereces.

¿Crees que has cumplido tus metas?

Absolutamente. Para todos, el éxito es algo diferente: estudios, dinero, unión familiar, viajes, un puesto de trabajo, etc. En mi caso, mi gran éxito es ser la mujer en quien me convertí, mi seguridad, mi amor y pasión por la vida y, sobre todo, mi libertad.

¿Cómo ha sido la recepción?

Es algo nuevo, por lo que aún estoy en la etapa de sembrar. A las personas les cuesta creer que hay algo tan simple que les puede cambiar radicalmente su vida. Cada mes entreno personas y son ellos mismos quienes traen a más personas, las que vienen expectantes de ver qué le hicieron a quien los invitó, porque notan grandes cambios en ellos.

¿Cuál crees que es el mayor valor que entregas?

Tengo una metodología que permite cambiar radicalmente la forma en que experimentas la vida, la forma en que te relacionas con los demás y contigo mismo, la forma en que percibes el mundo. Con un entrenamiento logras, sin grandes esfuerzos, objetivos que veías muy difíciles de alcanzar. Cuando alcanzas un éxito es un vicio, te das cuenta de tu poder y el próximo lo logras aún más fácilmente.

¿Qué ha sido lo más difícil?

Hacer todo sola. Cuando partí con esto, renuncié a lo que muchos buscan y he llegado a comprobar que es el peor mal del hombre: La "estabilidad".

Durante mucho tiempo me dediqué a estudiar y a practicar, por lo que no tuve ingresos y mi forma de vida cambió. En ese momento muchos me aseguraron el fracaso. Hoy vivo de lo que amo y amo como vivo. Tengo evidencia de que todo depende de mí, de que no es necesario tener nada para tenerlo todo. Y, que incluso, sin un peso en los bolsillos, se puede lograr una calidad de vida insuperable.

¿Tienes nuevos desafíos con respecto a este emprendimiento?

Así es. En abril, realicé un nuevo taller, similar al que viví yo hace 16 años, el que te hace consciente de muchas cosas que hay en ti y que desconoces. Logras ver las herramientas y dones que posees y no has explotado porque no sabías que estaban ahí. Aprendes cómo vivir sin culpas ni resentimientos por cosas del pasado, ya que, si bien el pasado no se puede cambiar, se puede resignificar. Logras ver el porqué de muchos resultados que hoy tienes en tu vida y tienes la oportunidad de llevar tus relaciones a un nuevo nivel. Crear lo que te propongas nunca habrá sido tan fascinante.